inomed

Cirugía general y Abdominal: La seguridad en la cirugía de tiroides y TME

La neuromonitorización en las cirugías de tiroides, así como en la cirugía rectal y en la reconstrucción anal perineal, ayuda a preservar la calidad de vida de los pacientes

Temidos incidentes neurológicos pueden ser manejados durante una intervención quirúrgica, por ejemplo, en la de tiroides, antes de que sucedan. La neuromonitorización durante la cirugía, sobre todo en la cirugía de tiroides >>, ya se utiliza como procedimiento estándar en la mayoría de las clínicas, al igual que con la TME (Escisión Total del Meso recto) y está bien encaminada, tratándose de una terapia lo más delicada y segura posible para el paciente.

Con la monitorización continua de la función de los nervios durante la cirugía, por ejemplo, de tiroides, el cirujano oye y ve, gracias a las capacidades técnicas de Inomed, cualquier cambio en la actividad neuronal causada, por ejemplo, por la manipulación quirúrgica de los nervios motores. La irritación mecánica de los nervios es uno de los efectos resultantes. A través de los potenciales de acción se llega al músculo suministrado por el nervio. Las agujas o electrodos de superficie (EMG) miden estas contracciones y las transmiten a través de un altavoz o una pantalla. Esto proporciona protección, por ejemplo, durante las intervenciones de tiroides y contribuye al bienestar del paciente.

Al mismo tiempo, mediante el uso de una sonda de estimulación, el nervio puede ser estimulado de manera específica, lo que se traduce en una contracción muscular si el nervio está intacto.

Reduzca los incidentes neurológicos durante la cirugía de tiroides a un mínimo

Como las enfermedades de la tiroides o el recto afectan a millones de pacientes en todo el mundo, el riesgo de incidentes neurológicos se puede evitar en gran medida, para muchos de ellos. Especialmente cuando se realiza una eliminación parcial de la tiroides y, en particular, para la eliminación completa, que puede tener consecuencias graves.

La monitorización intraoperatoria pélvica puede, sin embargo, ayudar a prevenir lesiones de los nervios en la cirugía pélvica >>.

Además, para la cirugía de anastomosis perineal en los recién nacidos, puede comprobarse la capacidad de funcionar del esfínter, mediante estimulación transcutánea en la atresia anal preoperatoria, de manera ambulatoria.