inomed

La neuromonitorización pélvica ayuda a mantener una mayor seguridad para los pacientes

La tecnología pIOM para neuromonitorización pélvica puede disminuir las complicaciones postoperatorias

Recientemente Inomed completó el desarrollo de la tecnología pIOM para neuromonitorización pélvica. Esta nueva tecnología puede ayudar a minimizar el riesgo de alteraciones nerviosas durante las intervenciones quirúrgicas en la pelvis menor, reduciendo la incidencia de complicaciones postoperatorias. La evaluación en tiempo real de los nervios puede ayudar a mantener la calidad de vida de muchos pacientes. La tecnología pIOM para neuromonitorización pélvica se ha perfeccionado tras diez años de investigación clínica con la Universidad de Medicina de Mainz (Alemania) y ya se aplica en muchas clínicas.

La tecnología pIOM para neuromonitorización pélvica ayuda a mantener la calidad de vida

En el área de la pelvis menor la estructura del sistema nervioso autónomo es muy complejo y puede ser difícil de evaluar visualmente. La neuromonitorización pélvica se puede utilizar para varias intervenciones quirúrgicas en la pelvis menor, hasta ahora se utiliza principalmente para la resección del cáncer rectal, que es una de las formas más frecuentes de cáncer en todo el mundo. Aquí el procedimiento de elección es la mesorectalexzision total anterior profunda (TME). Durante la resección del carcinoma rectal, la neuromonitorización pélvica puede reducir significativamente el número de complicaciones postoperatorias tales como la incontinencia o disfunción sexual. Por lo tanto la tecnología pIOM permite a los cirujanos mantener la calidad de vida de muchos pacientes en estado crítico.

Alta tecnología para la monitorización del nervio

La neuromonitorización pélvica se realiza  utilizando un  sistema ISIS IOM >> configurado por expertos, y que ha venido demostrando su valor en cirugía neurológica y general durante décadas. Los nuevos accesorios pIOM >> han sido especialmente diseñados para la neuromonitorización pélvica, para que coincidan con todas las necesidades quirúrgicas de una forma ideal.

La visualización simultánea de la presión de la vejiga y de las señales EMG de los músculos del esfínter anal permite al cirujano confiar plenamente en la neuromonitorización pélvica y centrar su atención en el área objetivo.

Otros departamentos como proctología, ginecología o urología pueden beneficiarse también de la neuromonitorización pélvica.

pIOM catálogo >>

pIOM notas de aplicación >>

pIOM publicaciones >>